3 Formas de incluir más zanahorias en tu dieta diaria

Actualizado el sábado 4 diciembre 2021 - 06:32 pm

La zanahoria es una verdura que puedes consumir para nutrir tu cuerpo.

Las zanahorias no sólo son bajas en calorías y grasas, sino que también aportan abundantes vitaminas y minerales.

Las zanahorias crudas son incluso buenas para los dientes, así que intenta comerlas tan a menudo como puedas.

zanahorias en tu dieta diaria
zanahorias en tu dieta diaria

Formas sencillas de añadir más zanahorias y aprovechar sus beneficios para la salud:

Salsas

Puedes hacer que las zanahorias crudas sean más apetecibles comiéndolas con salsas.

Algunas ideas a tener en cuenta

La salsa ranchera baja en grasas hecha con yogur.

La palta o guacamole es otra salsa divertida que puedes añadir a tus zanahorias.

horneados

Una forma fácil de incorporar las zanahorias a tu dieta diaria es simplemente rallarlas y añadirlas a cualquier receta.

El pastel de zanahoria es un buen candidato para este tipo de inclusión.

También puedes incorporar zanahorias ralladas al pan, a los brownies y a una gran variedad de productos horneados.

Zumos y batidos

Las zanahorias pueden exprimirse para crear una gran variedad de zumos. Si el zumo de zanahoria puro es demasiado fuerte para tu gusto, puedes mezclarlo con zumo de manzana para obtener un sabor más dulce.

Aunque un exprimidor profesional es la forma más fácil de aprovechar el poder de esta hortaliza, también puedes utilizar una licuadora para hacer batidos cremosos.

Si no quieres complicarte el proceso de hacer tus propios zumos y batidos de zanahoria, puedes comprarlos ya hechos en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables.

beneficios de añadir zanahorias a tu dieta diaria

Las zanahorias están repletas de fibra, que ayuda a mantener el sistema digestivo sano y a equilibrar los niveles de glucosa.

La fibra también ayuda a sentirse saciado durante más tiempo, por lo que le resultará más fácil mantener su peso.

Una ración de 80 g de zanahorias cocidas contiene más de 2 g de fibra, más de una décima parte de la cantidad diaria recomendada para los adultos.

Las zanahorias están repletas de un nutriente llamado beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en el cuerpo.

De todas las frutas y verduras, las zanahorias son la mejor fuente de betacaroteno.